Artículos de Opinión

Venezuela: Los dueños del circo te quieren pobre

Es la historia que se repite una y mil veces. Un grupo de personas que puedes contar con los dedos de las manos, que tiene el poder y el control sobre todo. Sobre lo que comes, sobre cómo lo comes, lo que consumes y lees; lo que digieres y aprovechas, lo que te esclaviza. En Venezuela los conocen muy bien. Son los ricos de siempre, que ahora son más ricos gracias al gobierno.

IMG_4334-0.JPG

¿Qué pensarían nuestros próceres?

Se escudan detrás de las firmas y las cuentas bancarias. De leyes y sobornos, manejando antojos en todos los mercados. Les conviene el control cambiario, porque trafican con y por él. Y sin saberlo, ves sus canales, tienen tu dinero en sus bancos, y son investigados hasta por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos; Ellos son los mismos que meten la mano en la renta petrolera. Aprovechando lo que siempre se le negó al pueblo. Hay militares, políticos, empresarios, mafiosos.

Son los dueños del circo, los que estarán mejor mientras tu estés peor. Los que estuvieron en el lugar adecuado en el minuto exacto, usando a su antojo a los medios y a las personas, convirtiéndose también en los ejecutores del plan de destrucción del país.

Desde la Venezuela Saudita se les veía venir, unos pocos con mucho poder tomando decisiones en materia económica o en adjudicaciones, concesiones y contratos, para volverse más ricos. Un selecto grupo de enchufados. Eran algunos adecos y otros copeyanos. Hoy se mimetizaron con los rojos. Los mismos de siempre. El poder para el poder.

Operan, contratan, licitan. Legislan y juzgan. Trafican. Conspiran.

Los ves declarando en televisión: Lo que han hecho es nefasto. Venezuela es un país quebrado que se prepara para más controles férreos en materia fiscal y económica. Estos controles se mantendrán, porque los hacen cada vez más ricos a ellos. Los herederos del Comandante.

Seguramente deben considerarse pueblo, usando vilmente la imagen del teniente de Sabaneta -que no es ninguna joya- como red de arrastre, desde cargos políticos y de elección popular; siendo complacientes con el nucleo de la corrupción y la delincuencia internacional. Con lo peor de lo peor; Hezbolla, ETA, FARC, ELN, Paramilitares, bandas armadas irregulares y crimen organizado.

Ellos lo controlan todo. Armas, dinero, droga, prostitución, sicariato.

Hace algunas décadas Venezuela ya había sido infiltrada por estos malandros de barrio guapos y apoyados. La inconmesurable crisis de magnitudes catastróficas fue orquestada por esta élite cínica capitalista, disfrazados de socialistas, dándole comunismo al pueblo, y lujos y capitalismo desproporcionado a sus hijos.

Que le pregunten a los gobernantes dónde está el dinero de cientos de proyectos y obras inconclusas. Del tren y la ruta de la empanada, de los gallineros verticales. Del “noni” de la alcaldía mayor.

La renta petrolera dilapidada en corrupción; millones de dólares a bolsillos de delincuentes, competencia desleal, y destrucción del aparato productivo y la empresa privada. La ineficacia de los organismos de inteligencia y la judicialización ha sido una burla para los Venezolanos; Que viven en un completo estado de incertidumbre, inseguridad; con una inflación oficial del 65%. El tejido de distribución de alimentos y otros productos está en su totalidad controlado por ellos. Vaya panorama de un país con una deuda mil millonaria con China y el resto del mundo.

Ni hablar de cifras extraoficiales, ni el comportamiento del dólar paralelo, con el que se importa la mayoría de bienes en el país. Ellos, declaran a los medios que todo estará bien, que estará mejor, que seremos potencia. Mientras en la calle se matan y en las cárceles más violentas del país ocurren atrocidades. El Estado se les fue de las manos hace mucho.

Se vive en estado de excepción “virtual”. Los comercios cierran a las cinco de la tarde porque el hampa no los deja trabajar. La anarquía domina las calles, independientemente de lo que digan los medios de comunicación. Para algunos, solo queda seguir luchando, seguir escalando las cumbres que improvisa el gobierno.

Pero otros seguirán empobreciendo. A la par de la caída de los precios del petróleo. Porque la lucha contra la pobreza del “gobierno bolivariano” fue ficticia, inorgánica. Vacua, vacía. Una espiral de corrupción continua. Imprimen más dinero inorgánico para cubrir sus deudas con los venezolanos, haciendo que la inflación se desboque en la apocalíptica orgía del dinero. En su aletargamiento burgués, sin poder cumplir con compromisos con proveedores internacionales desde hace más de cinco años.

Y aunque sigan pagando, ofreciendo miles de millones, no tienen lo necesario para pagar su inmensa deuda. Décadas de retraso en materia social, económica y política. Seguramente, en 2015, frente a la urna, los venezolanos recordarán quien los hizo más pobres. La mala memoria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s