Crónicas

Venezuela en llamas: La guerra es de fuerza y miedo

La incertidumbre es una gran constante estos últimos días en Venezuela. El débil rol de los medios de comunicación sumado al clima de desinformación y secretismo gubernamental ha contribuido en desmoralizar a la ciudadanía. A desmovilizarla. El pueblo, asimismo, sigue siendo manipulado con el objetivo de obtener más polarización, violencia, miedo.

5521_1464793737072953_1296616920_n

Barricadas en Maracay (Foto: Twitter)

En las calles se escucha el reflejo de la grave crisis socio-política que atraviesa Venezuela. “Esta vaina va a reventar en un peo”, “Esto es un berenjenal”, “Viene una guerra civil”, son algunos de los comentarios.

Aquí estamos, es el presente. La suma de todos los males. Economistas han anunciado la profunda crisis económica. Se ve reflejado en las calles, en las colas para los mercados, en el terror colectivo.

18 de febrero de 2014

Caracas. Séptimo día de protestas continuas en contra del gobierno a nivel nacional en Venezuela. El Presidente Nicolás Maduro firmaba en Miraflores un contrato colectivo en compañía de miles de trabajadores de la estatal de petróleos; Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) .

También se realizaba una multitudinaria marcha en Chacaito acompañando a Leopoldo López, líder del partido opositor Voluntad Popular. Se entregaría ante el Ministerio del Poder Popular de Interior, Justicia y Paz luego que se emitiera una orden de detención en su contra.

Gran parte del país protestaba.

BgxexVtIEAA8zSI

Multitudinaria concentración en apoyo a Leopoldo López en Chacaito (Twitter)

Policías, colectivos y estudiantes, la línea de fuego

A tempranas horas de la mañana estudiantes se reunían en un bastión opositor de Maracay, en la Avenida las Delicias. Un grupo armado de motorizados circundaba el lugar; amedrentaban, coreaban consignas revolucionarias y amenazaban a los estudiantes. Minutos después, una cuadrilla de mantenimiento de la alcaldía oficialista se encontraba limpiando y haciéndole mantenimiento al lugar ya desalojado de protestantes.

Instalaron unas cornetas que reprodujeron música y mensajes alusivos al oficialismo. Llegaron más empleados de la alcaldía a concentrarse. Repartieron volantes dirigidos a la “clase media”. Se habían apropiado del lugar donde usualmente protesta el movimiento estudiantil. La policía junto a civiles armados custodiaban las inmediaciones del lugar, los motorizados se encargaban de mantener alejada cualquier intención de protesta estudiantil.

Así, los estudiantes habían perdido la calle. Amedrentados, con miedo, muchos optaron por irse. Otros siguieron planificando las acciones de protesta. El desorden, la confusión y el miedo reinaban. Algunos protestantes llamaban a concentrarse en El Obelisco. Otros a la Redoma del Avión, y otros a la Plaza de la Soledad.

La concertación llegó y poco tiempo después se encontraban reunidos frente al centro comercial Hyper Jumbo, en la Avenida Fuerzas Aéreas. Amas de casa, estudiantes y miembros de la sociedad civil se encontraban en el lugar en horas de la mañana. Había indignación, protesta.

Pero no tardaron en llegar los amedrentadores: Motorizados encapuchados que rodaban cerca de los protestantes opositores. La orden era generar miedo para desmovilizar a los manifestantes. Así la amenaza empeoró. Empezaron a usar pólvora; fuegos artificiales para dispersar. Los detonaban cerca de los manifestantes. Muchos huyeron de la amenaza; pero otros decidieron defenderse.

20140218_161221

Foto: Gabriel Mata

Así explotó la ira y la indignación colectiva. Era una guerra de amenazas, insultos y miedo. El terror comenzaba a controlar las calles. El miedo saldaba ira. Los estudiantes, ahora encapuchados, se armaron con piedras. Los policías alrededor del lugar no hicieron nada para proteger a los manifestantes de la intimidación de los colectivos de motorizados.

Esto agravó la situación. Los estudiantes armaron barricadas y empezaron a quemar basura y cauchos. Presenciaron como los colectivos armados en moto robaban carros y violentaban a las personas que estaban en la urbanización Base Aragua. Los estudiantes lanzaron piedras, detonando duros enfrentamientos entre los motorizados, junto a la Policía de Aragua, y los estudiantes ya encapuchados. Llovía fuego del cielo.

20140218_152237

Foto: Gabriel Mata

En horas de la tarde esta era una zona de guerra. Enfrentamientos, secuestros. Los encapuchados no dejaban tomar fotografías. Había represión de la Policía de Aragua, perdigones. Guardias Nacionales. Gas lacrimógeno. Motocicletas incendiadas.

Maracay ardió. Algunos protestantes optaron por refugiarse en edificios cercanos, esperando que se calmaran los ánimos. El humo inundó la ciudad. Nada se veía. En varios sectores habían calles bloqueadas, la ciudad; intransitable. Fueron reportados varios heridos por perdigones y golpeados.

20140218_152011

Foto: Gabriel Mata

Una columna de humo se suspendió sobre Maracay, revelando el caos generado en revolución. Oras ciudades en Venezuela saldan varios heridos de bala, un muerto, represión y violaciones a los Derechos Humanos. La protesta sigue. Venezuela en llamas.

(Trabajo publicado originalmente en www.esposenewsnetwork.com)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s