Artículos de Opinión

El Juicio del Imparcial

Un par de lectores me han sugerido que me atreva a ostentar una de las joyas más preciadas en el periodismo; la imparcialidad. La postura política de estos lectores sufrió un encontronazo con la pasada-pesada publicación en este blog llamada “A Caballo se Hace la Patria”. En este artículo de opinión cité tres (o más) casos de corrupción interna en las bovedillas del Partido Socialista Unido de Venezuela y en ciertas instituciones gubernamentales.
A mi juicio, en estos tópicos relacionados con denuncias e irregularidades administrativas, no se puede tomar una actitud imparcial. Menos cuando están tan ligados los conceptos de conciencia cívica, honor y honestidad en la política. Me irrita un poco que me tilden de derechista por el simple hecho de hablar mal del gobierno “pseudo-izquierdoso” de Hugo Chávez. La izquierda se lleva en el corazón; y no por el hecho de diferir de las posturas corruptas disfrazadas de izquierda radical, soy derechista.

Asimismo, tampoco guardo una postura de derecha al plasmar mis posiciones acerca del libre comercio, los mercados, las divisas u otros tópicos relacionados con la economía internacional. Y mucho menos estoy pintado de izquierdas al ser cristiano o humanista. Las posturas políticas en Venezuela han sido tergiversadas por los líderes. Lo que en un momento fue de izquierda, actualmente es la más reacia derecha para el pueblo burdo.

Es entonces cuando me pregunto; ¿Cómo ser imparcial con un tema tan delicado como la corrupción? Es sencillo, lo que no quieren parte mis lectores es que manche el aura intachable del PSUV y la del Comandante-Presidente. Ciertamente, tengo que parcializarme hacia una postura (ideológica y objetiva) que tienda a ser tajante y cortante hacia esas divagaciones que otorga la política. Para mí, las cosas son blancas o negras; sencillito. Negro el camino que nos depara la gestión de estos corruptos y blanca el alma de los inocentes.

La Imparcialidad del PSUV

Este pasado domingo fueron las renombradas elecciones internas del PSUV para elegir los candidatos a la Asamblea Nacional. El presidente, en una rueda de prensa que se ofició en el barrio 23 de Enero en Caracas, habló como siempre de los atropellos capitalistas, la oligarquía rancia venezolana y la herida oposición que cojea valientemente gracias a los valerosos venezolanos que no les queda de otra que creer en estos viejos caimanes con mala fama. Se les cedió el turno a tres periodistas para formular sus preguntas al Gran Chávez.

El primero en la alineación fue un periodista griego-peruano que antes de formular su pregunta fue interrumpido por Chávez. “¿Cómo te llamas tu?” Le increpó el carismático dictador con su tonito usual. Después de una larga charla sobre la situación económica en Grecia y anaforismos y analogías retóricas de Chávez sobre su proceso robolucionario y la izquierda latinoamericana, el griego –sobrino de un lider revolucionario- pudo formular su sencilla pregunta; que contestaron después de 15 minutos de divagaciones. Me indigna el hecho de que Hugo el César no pueda responder puntualmente una pregunta.

La segunda al bate, que botó la pelota en su primer intento, fue una periodista de Televen. Jovencita, muy linda ella, “inocentemente” planteó tres preguntas para el mandatario nacional. Una sobre los salarios de los militares y su correspondencia con el salario mínimo; otra sobre la Asamblea Nacional y su conexión con el pueblo; y finalmente una pregunta sobre la injerencia del gobierno cubano en la Fuerza Armada Nacional (Bolivariana) a propósito de las declaraciones del General retirado que hasta hace poco fue director de Protección Civil.

¿Tu crees que Chávez contestó firmemente y sin vacilación alguna de las preguntas planteadas? ¿De verdad consideras que dejó los prejuicios hacia la periodista y se dispuso a responder sin divagar en las preguntas concretas que se le formularon? Con toda la mordacidad pertinente, acoto que Chávez es un majadero. “Respondió” la pregunta con un mar de divagaciones y repeticiones insultando a los medios de comunicación privados, subestimando a la periodista, y tocando cada una de las interrogantes con una “sutileza” del carajo. Pa’ responder esas vainas si es “sutil” y redundante. Zalamero, se burló de los presentes al no responder con objetividad ni una pregunta. Yo opino y disparo sin compasión; ¡A la mierda la retórica rebuznante de los políticos y más la del pendenciero ególatra de Miraflores!

Ahora díganme ustedes. ¿Cómo ser imparcial cuando veo los atropellos con mis propios ojos, percibo las ironías desbocando en la opinión pública y pruebo con mi propia lengua las injusticias de la autocracia? Está bien… Las clases populares, la injusticia, los pobres, el capitalismo salvaje, la esperanza, el humanismo, una sociedad justa. Pero con ese cuentito de una sociedad digna no me van a comprar. Menos con todas esas ideologías utópicas adolescentes. El mundo no lo cambian los políticos, menos Chávez con su proyecto populista personalista; lo cambiamos nosotros con educación.

Está clarito y las cartas están sobre la mesa; nos tienen engañados. Tanto la máquina propagandística de Chávez y su gran combo de malandros corruptos, como los politiqueros de la oposición y los medios privados que quieren su nidito de amor junto a montañas de dinero cochino. Nosotros, los de a pata, podemos sentarnos a observar el paisaje y ver como se desmorona la patria y se caen a cuchillazos sin que Cristo venga todavía.

Amén…

Anuncios

4 pensamientos en “El Juicio del Imparcial

  1. Ya no hay salvación, la unica alternativa es que este pueblo no sea tan mediocre y estupidos, todos son unas cuerdas de conformistas sin mente y por eso las cosas estan como estan, venezuela se pudre y nadie se da cuenta. Solo nosotros podremos sacar al tirano.

  2. Se puede ser imparcial y expresar lo que se ve, libre de sentimientos y opiniones. Siempre es posible. Claro, es difícil, pero es nuestro trabajo. Se usa la metáfora y la comparación con otros casos para transmitir sutilmente el punto de vista personal sobre algo que uno esta viendo. Pero con el simple hecho de reportar ya estas comunicando miles de sentimientos relacionados con esa noticia, tanto positivos como negativos.No se debe caer en el error de plasmar la opinión y el contenido emocional de uno, a menos que sea una noticia de un acto terrorista por ejemplo; pero no hace falta, la opinión publica y su corriente actual trabajara esa parte por nosotros. Es cuestión de saber mostrar la noticia en fecha y hora precisas, en una época en que el efecto que nosotros deseamos (internamente) sea alcanzado.No debe antagonizar al poder, debe mostrar los abusos y los crímenes para que la opinión pública emita un juicio. No el periodista, ese no es su trabajo directo. Su trabajo es influir en la opinión publica a través de la exposición del contenido crudo, tal cual como se esta gestando. Y si no logra influir sobre la opinión publica, es porque en ese momento las condiciones de la misma no admitenQue tal juicio tenga efecto. Por consiguiente, el periodista debe trasladarse a otro sitio donde la opinión publica si valore el contenido que desea mostrar… O deberá esperar el momento y la epoca adecuada para exponer su contenido, el cual rara vez pierde vigencia dentro de las mentes verdaderamente desarrolladas, comprensibles e inteligentes emocionalmente.

  3. Por más que queramos que sea cierto, nuestra naturaleza humana nos impide mantener un criterio puramente imparcial… Somos seres de opinion y no existe otra realidad mas patente que ésa… Las utopías son bonitas, maravillosas en realidad, y aquella del Socialismo del Siglo XXI hará buen material para un cuento de lo posible en el país del Nunca Jamás… Mientras los seres humanos sean seres humanos, existiran estructuras y filosofias adaptadas a los deseos de alguien…Adelante, hermano… Sigue asi…

  4. la balanza simbolo de equilibrio, justicia e igualdad, utilizado muchas veces en vano por diversos personajes que no parecen tener la menor idea de lo que realmente simboliza..deberia ser un honor poder representar la imparcialidad y el equilibrio como un escudo reflejado en las palabras de los ciudadanos y sus representantes que quieren un mejor porvenir para su patria.. Amigo mio, la naturaleza de los hombres y mujeres de hoy, me atrevo a decir que esta mas cuestionada que nunca.. falsos testimonios, contradicciones, y nefastas actitudes frente a otros hermanos que solo juzgamos por su idiosincrasia..es decepcionante, y aqui hago una pausa porque quiero pensar en algo que se ha perdido y de no recuperarlo no dudaria en la proximidad de una guerra civil en nuestra hermosa tierra.. hablamos del respeto.. donde esta el respeto? .. por las instituciones , por nuestros voceros, por la patria,por nuestros hermanos y las complejidades sociales que nos caracteriza, definitivamente los reclamos, quejas y sugerencias no deberian tener tinte politico.. sencillamente no deberia.. e inmediatamente pensamos si existe una solucion.. la habra? tengo fe que si.. nosotros podemos marcar la diferencia.. siendo parte de una nueva estrella que realmente ilumine y rescate los verdaderos valores que ofrece la diplomacia y la política. jah bless.. se le quiere bro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s