Reportajes

El Malabarismo Callejero en Luz Verde

CULTURA CIRQUERA EN MARACAY
EL MALABARISMO CALLEJERO EN LUZ VERDE
La creciente ola de malabaristas ha traído distracción a la hora de esperar en el semáforo. Como entretenimiento, arte y trabajo, el malabarismo va en aumento.

Hoy, en las principales arterias de Maracay existe una naciente unión de malabaristas de diferentes partes del mundo y del país que demuestran que con arte pueden sobrevivir en la jungla de concreto. Estas prácticas se remontan al principio de los tiempos y en Venezuela han ganado auge desde hace pocos años. Esta realidad se evidencia diariamente en los semáforos, las plazas, y las calles de nuestra ciudad, donde practicantes del oficio, quienes lo conciben como un trabajo, materializan monedas con su destreza.

Existen pinturas egipcias que datan de 5000 años de antigüedad que plasman la intención del hombre de hacer malabares con pelotas. Es decir, que podemos remontar su nacimiento paralelamente a la evolución del hombre, pero el lugar y la fecha de su nacimiento se desconocen. Según el diccionario de la Real Academia Española se define como “arte de juegos de destreza y agilidad” que con el transcurrir del tiempo pasó de ser un arte circense a ser un arte callejero.
Como disciplina, el malabarismo tiene muchísimas vertientes. El “diábolo” -copa que es dominada y aventada en dos varas unidas por una cuerda-, los “devil’s sticks” –vara con contrapesos sostenida por otras dos varas mas pequeñas-, los “swing” –par de bolas fijas a unas cuerdas que son balanceadas como péndulos- y lo más conocido: las “bolas” y las “clavas” -que son elevadas por los aires con destreza, agilidad y perfecta sincronía-. Todas estas habilidades se pueden apreciar en los semáforos de la intersección de la Avenida Casanova Godoy con la entrada de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Central de Venezuela, punto de nuestra ciudad que se ha convertido en foco de artistas callejeros.

Malabares Locales

La avenida Casanova Godoy es una de las principales arterias viales de Maracay, sobre ella transita un alto porcentaje de la población maracayera. Esto es una gran ventaja para los malabaristas, ya que la duración de un semáforo en rojo es de cuarenta y cinco segundos o más, lo suficiente para hacer arte. Después de usar su tiempo determinado haciendo malabares y recolectando las ganancias carro por carro, los jóvenes desaliñados –que llegaron al mundo de los malabares callejeros de diferentes formas- se ven cansados bajo el inclemente catire que los azota con su calor, probablemente tienen sin comer muchas horas y sus rostros sudados no reflejan comodidad pero si una agradable sonrisa. Sentados debajo del poste del semáforo, se ve una comuna, uno fumando un cigarrillo, otro con una pelota, y otros varios compartiendo anécdotas con sus colegas. “Tengo 5 años y medio en la calle haciendo malabares, y he viajado por todo el mundo” Manifestó el mas flaco de ellos y experto en las “clavas”, el valenciano Wladimir Taborda.

Lo Social Opinado

Usualmente esta comunidad comienza sus actividades laborales en las horas pico -antes del almuerzo y a las 6pm- ya que la afluencia de carros es bastante colmada. Esta situación se ha convertido en un problema, ya que son considerados como parásitos de la sociedad. En este sentido, Taborda manifiesta que “algunos conductores piensan que pedimos limosna”. Por otra parte, Otman Monasterios, oficial de Protección Civil, declara que los malabaristas “Son un reflejo de la decadencia económica de nuestra nación, pero en algunos casos, es una muestra de nuestra diversidad genética y capacidad de inventiva; es decir, el venezolano en pleno haciendo de todo por conseguir lo que le haga falta”.

Algunos conductores maracayeros, como Erika Bulart, se manifiestan en contra de la estadía de estos artistas en ese sitio: “Honestamente a mi no me parece buena idea que estén ahí. No creo adecuado que se atraviese gente en la vía aunque haya semáforo, puede ser peligroso y más en este país”. La inseguridad en Venezuela ha demostrado que la confianza no está de la mano de los conductores, “uno no se atreve a darles ni una moneda por el temor de que te vayan a robar”, señaló. El aspecto físico de estos artistas tiene una gran influencia en el concepto que tiene el ciudadano común sobre ellos. Ropas desaliñadas, cabellos largos y aspecto sucio llevan la vida del malabarista callejero al mal concepto en el que está catalogado. Cada expresión de arte tiene su lugar, para eso existen los circos y los museos. En este aspecto, Bulart opina que “en la calle, el conductor requiere de concentración al manejar, no debe tener distracciones, la calle no se usa para apreciar arte, no es el lugar”, puntualizó.

En este sentido, los parámetros de seguridad que debe usar un malabarista que trabaje con fuego no son cumplidos ya que se ubican en el rayado para realizar su show. Habría que pensar entonces en materia de seguridad civil. Monasterios indica respecto a esto que “las personas que realizan estas acrobacias no tienen una preparación formal y realizan actos peligrosos, el verdadero peligro radica en la falta de control que pudiese existir en estas actividades”. Unos “swing” prendidos en fuego pueden causar daños físicos y materiales si no se toman las precauciones adecuadas.
En fin, las concepciones respecto al desempeño de estos artistas son bastante polémicas. Arte, forma de vida u ocio, es una manera que debe ser respetada, así como también el artista debe respetar al ciudadano. Los prejuicios, en cualquiera de sus modalidades son lo que nos ciega el hecho de que la realidad no está tan equilibrada como la conocemos. Es entonces bueno pensar como Monasterios: “Debe incentivarse el movimiento desde el ámbito cultural, pero sin tergiversar su razón, situación que se evidencia en muchos casos. Darle prioridad a la cultura y no a la ganancia monetaria” Para así poder aprender que sea cual sea la causa del malabarismo, todo está en un orden y debemos poner nuestro grano de arena para que la ciudadanía sea placentera.
Anuncios

Un pensamiento en “El Malabarismo Callejero en Luz Verde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s